Parte: II - El comienzo de la carrera deportiva de Oscar “Cacho” Fangio:


La decisión personal de correr con un pseudónimo: “Cacho”.

Por: Oscar Filippi


La decisión personal de correr con un pseudónimo: “Cacho”.

Aquellos que, desde el periodismo, seguíamos de cerca la evolución de un joven Oscar “Cacho” Fangio, a veces con insistencia, le requeríamos que utilizara su apellido paterno como ariete y proyección de su carrera deportiva y “Cacho”, tal el pseudónimo por él elegido, nos respondía:

“Quiero hacer mi propia carrera deportiva, los logros que pueda obtener deben ser míos, quiero aprender a correr y progresar según mi propio talento, no utilizar las glorias alcanzadas por mi padre, de allí que haya decidido anotarme como “Cacho” y hacer abstracción de mi ilustre apellido automovilístico”.

Después de numerosos triunfos con los “Go-Kart” (Zanella-Ceccato), “Cacho” logró comprar un De Carlo 700 Cupé (BMW) que, con mucho esmero y el asesoramiento mecánico de su gran amigo Raúl Battocletti, prepararon con mucho esmero y decidieron seguir su propia experiencia en el automovilismo, en la categoría menor del entonces Turismo Mejorado.

Fue así que, el 15 de Diciembre de 1963, como anotamos en la primera entrega, debutaron en la famosa prueba “Mar y Sierras” sin un resultado concreto dado que, deben abandonar la misma.

Llega entonces la “cuarta temporada del Campeonato Argentino de Turismo Nacional” que se disputó tanto en autódromos como en rutas. Se dividió en tres clases: la clase A para vehículos hasta 700 cc., la clase B para automóviles entre 701 y 1150 cc., la clase C para autos con motores de 1301 a 1500 cc., la clase D para autos de 1501 a 1600 cc. y, por último, la clase E para autos con motores de más de 1601 cc.

En Enero de 1964, llega la oportunidad para inscribirse en la famosa prueba de “La Semana de la Velocidad”, allí logra clasificar primero en su categoría, gracias a que, como ya comentamos, Nasif Estéfano interfirió para que le permitieran clasificar. En carrera tuvo algunos inconvenientes con su máquina, pero logró finalizar en la posición 37 en la General y finalizó 5° en su categoría.

A fines de Mayo de 1964, vendría después una gran prueba en la ciudad de Tandil. Oscar “Cacho” Fangio (en las fotos con el número 13 en las puertas), finalizando 17 en la General y 14° en su categoría.

De esta prueba se han cumplido 57 años y fue un enorme desafío del Tandil Auto Club para celebrar su aniversario, en el circuito Vuelta a la Carretera. Una atractiva propuesta de la legendaria categoría por las calles de Tandil, el mismo escenario que utilizaba el folklórico Turismo Carretera, desde 1952.

Su última participación con el De Carlos 700 cupé, fue en “Las 300 Millas de Lobos” en la que logró clasificar 5° en su categoría tras 482 Kilómetros de exigente carrera.


104 visualizaciones1 comentario